La escasez de Retina Display ralentiza la producción del nuevo iPad

nuevo iPad con Pantalla Retina

El lanzamiento del nuevo iPad, el modelo de 3ª generación, se ha saldado como uno de los más importantes en la historia de los tablets y en un nuevo éxito de ventas para Apple.

Pero tan buenos resultados están pasándole factura a la empresa de la manzana mordida, que está sufriendo las dificultades de apreciar cómo su propio éxito se vuelve contra ellos.

La gravedad del problema se encuentra en las cadenas de montaje y producción, donde no llegan a salir tantos iPad como la empresa necesitaría para suplir la demanda del dispositivo.

El problema se encuentra en Retina Display, la pantalla del tablet que ha enamorado a propios y extraños, de la cual no se producen tantas unidades como debería para cubrir las necesidades del mercado.

La producción de unidades del iPad sigue siendo elevada, pero falta el componente de la pantalla para terminarlas.

Mientras tanto, en las tiendas se acumulan los pedidos de los usuarios que están ansiosos por tener el tablet, en algunos países más que en otros, pero con un ritmo de pedidos proporcional y equilibrado.

Los tiempos de envío del iPad se mantienen estables y no se reducen tanto como debería, mientras que Samsung, proveedor de la pantalla Retina Display, ve cómo sigue trabajando en solitario.

Foxconn iPad

Los pronósticos son que la situación mejorará cuando LG y Sharp comiencen a producir sus propias unidades de Retina Display para proporcionar a la cadena de montaje del iPad el ritmo necesario.

De todas maneras, ambas empresas siguen todavía en proceso de recibir aprobación de sus pantallas y actualmente solo Samsung está capacitada para meter mano en la cadena de montaje.

Sabiendo esto, la situación todavía podría mantenerse con el mismo problema durante semanas e incluso meses, por lo que no sería raro que las ventas de iPad no alcanzaran sus máximos al menos en un tiempo.

Vía: Apple Insider