Click ARM, el primer tablet modular del mundo es español

Click ARM

“¿Has pensado alguna vez en un tablet a tu medida?”. Con este eslogan ha sido presentado Click ARM, la primera plataforma ARM modular y 100% configurable del mundo y de fabricación española.

Sus responsables, la empresa valenciana imasD, han resaltado en todo momento la versatilidad de su producto, que ha contado con la participación de otras compañías, como Samsung, encargada de proveer los procesadores de la gama Exynos para el dispositivo.

Click ARM funciona como una placa base matriz a la que el usuario puede añadir, quitar o cambiar todos sus componentes: memoria RAM, memoria de almacenamiento, el procesador, los módulos de comunicación (Wifi, 3G, 4G, Bluetooth) y demás add-ons (GPS, cámara, etc.). Para el sistema operativo podremos elegir entre Android, Ubuntu y Tizen. En definitiva, una plataforma que se adapta a las necesidades de cada consumidor.

En palabras de Pedro Peláez, director general de imasD, con Click ARM han querido tomar “el concepto del PC clónico” para “ofrecer un producto flexible que cambiará el mercado de los tablets, ya que será el usuario (y no el fabricante) quien determine la vida del producto”.

Durante la presentación, hemos podido ver las entrañas del dispositivo, así como un primer diseño de su carcasa, que ha corrido a cargo de los italianos DaVinci Mobile Technology. Sobrio y elegante, destaca su panel trasero táctil, que nos permite interactuar con lo que tengamos en pantalla en ese momento.

Click ARM panel trasero

Mayo de 2014 será el mes en el que imasD comenzará con la fabricación de Click ARM y cuando el tablet estará disponible para los usuarios, que ya pueden hacer su reserva en la página web del producto y comenzar a diseñar su propio dispositivo y disponer de un precio final aproximado que, eso sí, está calculado al alza al estar todavía en fase de producción.

La placa parte de los 72 euros, por lo que el precio final vendrá determinado por los componentes que el consumidor quiera ir añadiendo, desde los 500 euros, hasta más de 1000 euros si buscamos un dispositivo realmente potente y lleno de prestaciones.

Con este producto, imasD pretende, por un lado, llegar a aquellos consumidores que quieren tener siempre el mejor tablet del mercado pero sin necesidad de cambiar de modelo; y por otro, los pequeños negocios de informática, que serán los que, a fin de cuentas, podrán realizar las mejoras pertinentes en el dispositivo si el consumidor no se atreve por sí solo.

Nota de prensa: Movilman